Tiempo de pesca

Salir a pescar es uno de mis grandes placeres. Recuerdo cuando era pequeño y mi padre me hacía pasar madrugadas enteras con una caña en la mano esperando por que los peces picaran. Al principio me parecía muy aburrido, pero poco a poco fui disfrutando de esos momentos de intimidad con mi padre.

Por eso soy un hombre mar y haber podido comprarme un bote es una de las grandes satisfacciones de mi vida. Actualmente tengo que dividir mi tiempo entre el trabajo en tierra firme y el periodo de ocio que me regalo alguna que otra vez.

Aún no tengo hijos, pero una de mis grandes aspiraciones cuando los tenga, sean niñas o niños, es llevarlos a pescar conmigo como lo hacía mi padre. El amor por el mar es una de las enseñanzas que quiero trasmitirles.

En estos tiempos de tanta contaminación ambiental se hace imprescindible que las nuevas generaciones tengan contacto con la naturaleza. Estoy de acuerdo con la pesca, porque forma parte de la cadena de alimentación. Lo que sí no apruebo es la pesca indiscriminada y mucho menos en periodo de reproducción de las especies. Hay que respetar los procesos de la naturaleza para vivir en un mundo mejor.

Este artículo fue escrito por Yach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *